Catálogo general 2020

Superar la actual crisis con una presencia on-line de calidad.

La actual situación provocada por el nuevo coronavirus Covid-19, amenaza con provocar un terremoto económico de magnitud inimaginable. Tal es así, que los expertos no se atreven a predecir su alcance, por tratarse de una situación inédita en la historia moderna.

La emergencia sanitaria amenaza con colapsar los sistemas sanitarios de los países más desarrollados. Pero también con provocar una crisis que impactará por debajo de la línea de flotación de las economías más avanzadas del planeta.

¿Hacia donde nos dirige esta situación?

La primera semana de confinamiento en España, ya deja entrever importantes cambios en la economía. El cierre obligatorio de la gran mayoría de establecimientos físicos, las restricciones a la movilidad de las personas o la autorización, por ejemplo, al sector de la hostelería de atender solo pedidos a domicilio, son ejemplos que nos permiten ver la relevancia del entorno on-line en situaciones de esta índole.

Es de esperar que tanto la búsqueda de información on-line como la realización de pedidos y compras on-line, se incrementen de manera muy evidente. Datos preliminares cifran el aumento medio de las ventas del e-commerce en un 55%. No sería descabellado adelantar, vistas las tendencias en el pasado reciente y los hábitos que se están generando con esta situación casi de pánico al contacto físico, que habrá una masiva conversión de compradores off-line en compradores on-line. Tendrán una ventaja competitiva aquellos negocios que ya dispongan de sus herramientas de información y venta on-line: webs con catálogos, e-commerce, Perfiles Sociales, Aplicaciones móviles, etc.


Infografía: Las apps más descargadas durante el COVID-19 |
Statista Más infografías en Statista

Presencia on-line, pero de calidad.

Soluciones digitales de calidad con información clara y concisa sobre el negocio que faciliten la venta, son clave para triunfar en el entorno digital. Superar la actual crisis con una presencia on-line de calidad, es el objetivo.

Es recomendable dedicar estos momentos de parón casi generalizado, a planificar una estrategia de actuación on-line para reactivar la actividad cuando esta situación termine. Analizar la situación actual de la empresa en el aspecto digital y ver que soluciones se podrán implementar en el corto plazo para llegar a más clientes de una forma más eficiente. Podrían ser crear una página web con catálogo de productos, una tienda on-line, realizar campañas de publicidad digital o campañas de e-mail marketing.


Superar la actual crisis con una presencia on-line de calidad

La calidad de la presencia on-line, está íntimamente relacionada con la calidad (en sentido amplio) de las imágenes usadas, sobre todo en negocios basados en la venta de productos físicos. La importancia de la imagen, se puede resumir con el dicho “Una imagen vale más que mil palabras”. Disponer o no de imágenes en un e-commerce, puede  suponer que el interés del usuario varíe positiva o negativamente. Aspectos como la calidad de la imagen (definición, nitidez, fondo, color, luminosidad, etc.), el formato, el tamaño, etc., son muy importantes a la hora de confeccionar tanto una web, como una tienda on-line o una campaña de publicidad digital, y pueden marcar la frontera entre el éxito y el fracaso.

Las imágenes se complementarán con textos explicativos sobre los productos o que ayuden a conocerlos en detalle: fichas, manuales de uso, pero también esquemas, vídeos y otros archivos multimedia. Los textos descriptivos deben estar planificados en base a las directrices del SEO (optimización de contenido pensando en buscadores como Google). Identificar palabras clave asociadas a productos o servicios y utilizarlas en las descripciones, contribuirá a incrementar el tráfico web. El contenido de calidad (interesante para el potencial cliente) es uno de los puntos clave en los algoritmos de Google. Numerosos estudios indican que un porcentaje importante de internautas asegura que la principal limitación a la compra on-line es precisamente la falta de información de producto.

¿Marketplaces o venta on-line tradicional?

Debería valorarse la presencia en marketplaces. Son plataformas de venta con una posición privilegiada en Internet, muestran productos de diferentes proveedores y pueden encargarse de la logística. A cambio, cobrarán una comisión fija o variable por venta. Los casos más conocidos son los de Amazon o eBay. Desde nuestro punto de vista, son una opción viable si se tiene experiencia previa en el canal de venta on-line. También si se está dispuesto a renunciar a una parte importante del beneficio de la venta a favor de tener presencia en plataformas con un número potencial de clientes muy elevado. La elevada densidad de clientes potenciales, va acompañada desgraciadamente, por otra de igual magnitud de competidores.


Infografía: Las páginas de ecommerce en las que más españoles compran | Statista Más infografías en Statista

Sea cual sea la opción (venta on-line directa o a través de marketplaces) es imprescindible disponer de una buena codificación y clasificación de los productos. Los diferentes sistemas de codificación permiten garantizar que no haya errores en las transacción, reducir la tasa de devoluciones y facilitar las operaciones de logística en los almacenes aligerando procesos de recepción, inventario y expedición.

La importancia de la logística.

La excelencia en la logística y el packaging, son aspectos imprescindibles para la venta on-line. Facilitar información relativa a dimensiones y peso de los artículos y sus embalajes, permite calcular costes de transporte y garantizar el mejor método de manipulación de los artículos. Esto incide en una mejor calidad del envío (tiempo de envío, calidad en la entrega). En consecuencia, incide en una mayor satisfacción del cliente, herramienta importante en la fidelización del mismo.


Infografía: ¿Cómo hace Amazon para realizar los envíos tan rápido?  | Statista Más infografías en Statista

Social media.

El uso de dispositivos móviles y el tiempo dedicado por los consumidores a navegar, especialmente usando las Redes Sociales, se incrementan de manera importante. Es un momento ideal para presentar productos y servicios de forma atractiva, añadiendo catálogos a Facebook o Instagram. También para crear pequeñas campañas de publicidad y etiquetar productos y servicios en las publicaciones y post. No se trata de vender directamente a través de esas Redes Sociales, sino de usarlas como herramienta de generación de tráfico a la web o tienda on-line. Ahí es donde debe buscarse la conversión (contacto con potenciales clientes o venta de productos y servicios).

Sobrevivirán los mejor adaptados.

En esta situación, cobra gran importancia el Marketing on-line y las acciones de promoción en Internet y Redes Sociales. El canal digital debe estar bien gestionado para superar la actual crisis con una presencia on-line de calidad. Y puede presentarse como una tabla de salvación para muchas empresas en los tiempos convulsos que se avecinan. Probablemente la actual crisis, ejerza una drástica “selección natural”. Los principios descritos por Darwin para los seres vivos, se aplicarán a las empresas y negocios. Probablemente solo sobrevivan aquellas mejor preparadas y que hayan desarrollado una “estrategia evolutiva” hacia la digitalización.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: